En este momento estás viendo A vueltas con el trail running. Como limpiar tu calzado de running.
A vueltas con el trail running. Como limpiar tu calzado.

A vueltas con el trail running. Como limpiar tu calzado de running.

¡Hola a todos y todas! ¿Qué tal ha ido el fin de semana? Esperamos que hayáis descansado y que pilléis el lunes con la máxima energía. Hoy vamos a hablar de algo muy básico como es limpiar tu calzado de running. ¿Te interesa? ¡Pues sigue leyendo!

Después de estar entrenando durante todo el día, estando por caminos con polvo, agua, barro… Dándole bien de caña a nuestro calzado llegamos a casa y vemos qué, lógicamente, no están lo limpias que nos gustaría que estuviesen. ¡Es normal! Ha sido un entrenamiento estupendo pero ahora toca cuidar un poco nuestro calzado.

Lo primero que se nos ocurriría es meter el calzado a la lavadora… ¡Primer error! No es aconsejable que metas tus zapatillas de running a la lavadora porque pueden estropearse los materiales con los que están hechas y perder esas cualidades por las que las hemos comprado. Aunque os vamos a dar una alegría… Los cordones y las plantillas sí que podéis meterlos a la lavadora.

Entonces ahora os preguntaréis, si no puedo lavarlas en la lavadora, ¿cómo las lavo?

Pues bien, lo mejor es que las metáis en un barreño con agua templada y jabón neutro. Una vez qué hayáis hecho esto las dejáis en remojo alrededor de media hora. Una vez transcurrido ese tiempo cogemos un cepillo de cerdas suaves que sea respetuoso con el material ya que si utilizamos otro cepillo de un material más fuerte podemos estropear nuestras zapatillas. Una vez hayamos hecho eso las sacamos del barreño y las aclaramos con agua. ¡Ahora toca ponerlas a secar! Lo recomendable sería ponerlas en un sitio al sol o que le esté dando una fuente directa de calor, sobre todo ahora que estamos en invierno tendemos a poner todo encima del radiador… Pues esto también es otro error porque ponerlo en una fuente directa de calor puede deformarlas, así que mejor un poco apartadas.

Ahora solo queda dejarlas secar y ya estarían listas para la siguiente aventura. Si estás interesado en saber más sobre el trail running aquí os dejamos otra entrada sobre cómo mejorar tu postura durante el ejercicio. ¡Gracias por leernos!

Deja una respuesta

3 × cuatro =